Ascitis maligna

La ascitis es un término que se refiere a la acumulación de líquido en el abdomen, lo que puede resultar por varias causas. Cuando la ascitis se desarrolla en pacientes con diagnóstico de cáncer, nos referimos a la ascitis maligna.

La ascitis maligna es una condición en la que los fluidos que contienen células cancerosas se acumulan en la cavidad abdominal. La cavidad abdominal es el mayor espacio hueco del cuerpo situado entre la pelvis y el diafragma. La incidencia de la enfermedad es a menudo visto como una complicación del cáncer en etapas avanzadas.

Síntomas

Los síntomas más comunes de la ascitis maligna incluyen:

  • Náuseas
  • Dolor abdominal
  • Pérdida de apetito
  • Vómitos

Las hemorroides, edema o hinchazón de los pies y las manos, y la falta de aire también son manifestaciones frecuentes.

Típicamente, los pacientes de cáncer sufren pérdida de peso, pero también hay algunos que pueden aumentar de peso debido a la gran cantidad de líquido en el abdomen.

Factores de riesgo

Las personas que sufren de cáncer de útero, cáncer de colon, cáncer de ovario y el cáncer de páncreas tienen un mayor riesgo de desarrollar ascitis maligna. Los pacientes con cáncer de mama o cáncer gastrointestinal son susceptibles a esta condición.

Diagnóstico

Un equipo de médicos por lo general maneja pacientes con cáncer. Estos incluyen el oncólogo, que es un especialista en cáncer, un gastroenterólogo que trata a pacientes con problemas gastrointestinales, y un cirujano que realiza operaciones quirúrgicas.

Se pueden solicitar pruebas de imagen como la tomografía computarizada (TC), ecografía y rayos X del abdomen para la evaluación de estos pacientes. Un análisis de las células contenidas en el líquido abdominal a menudo es importante para el diagnóstico. También se incluyen mediciones de proteínas, células, y otras sustancias en la sangre.

Tratamiento

El objetivo principal del tratamiento de la ascitis maligna es con frecuencia disminuir los síntomas depresivos y agonizantes experimentados por la mayoría de los pacientes. Por lo general se recomienda minimizar la cantidad de sodio y líquidos que consumen.

Los diuréticos también se pueden administrar para controlar la hinchazón y para deshacerse del exceso de líquidos en el cuerpo. Cada paciente, sin embargo, es administrado por lo general de forma individual ya que sus síntomas pueden diferir del uno del otro. Algunos pacientes pueden beneficiarse de una cierta terapia, mientras que otros pueden no mostrar mejoría.

La paracentesis es otro procedimiento que puede disminuir la cantidad de líquido en el abdomen. También es un método común utilizado para obtener muestras del líquido ascítico para el análisis. Al tomar grandes volúmenes de líquido en la zona, los síntomas como falta de aliento y dolor abdominal pueden ser temporalmente aliviados.

Pronóstico

Las perspectivas para los pacientes de cáncer que desarrollan ascitis maligna es generalmente sombría. La mayoría de ellos experimentan molestias graves y deterioro de la calidad de la vida diaria.