Síntomas de la ascitis quilosa

Los primeros signos de ascitis quilosa por lo general incluyen una ligera distensión del abdomen y sensación de náuseas. Una persona puede sentir que tiene un dolor de estómago, lo que puede causar una pérdida de apetito.

La fiebre, fatiga, y debilidad son comunes cuando el quilo se sigue acumulando. Otros síntomas como ictericia, dolor en las articulaciones, anemia, y el dolor de cabeza pueden estar presentes también, dependiendo de la causa subyacente.